140x140

Tras la muerte de Sancho Ramírez, su hijo Pedro continuó el asedio de Huesca y venció en la batalla de Alcoraz al ejército musulmán que trató de romper el cerco, el 15 de noviembre de 1096, tras la cual la ciudad se rindió, del mismo modo que hizo Barbastro cinco años después.

En alianza con Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid, realizó varias expediciones al Levante y se apoderó temporalmente de Castellón de la Plana y Oropesa, entre otros lugares. La difusión por el occidente europeo de una ideología de guerra santa y cruzada, sumada a la férrea adhesión de la aristocracia feudal, dio sustento a su agresiva política de conquista.

Pedro I murió en el valle de Arán en septiembre de 1101. Fue el último monarca aragonés enterrado en el monasterio de San Juan de la Peña.

Documentos de Pedro I en DARA



  • Antonio Ubieto Arteta, Colección diplomática de Pedro I de Aragón y Navarra, Zaragoza, Escuela de Estudios Medievales – CSIC, 1951.
  • Carlos Laliena Corbera, La formación del Estado feudal: Aragón y Navarra en la época de Pedro I, Huesca, Instituto de Estudios Altoaragoneses, 1996.
  • Carlos Laliena Corbera, Pedro I de Aragón y de Navarra (1094-1104), Burgos, La Olmeda, 2000.